Menú
Inicio

Estilos de yoga

por
@mir
7 Jul, 2017

La práctica del yoga, ya sea en cuerpo, en mente, en corazón o en acción, emplea técnicas que nos ayudan a alcanzar la Comprensión, la Sabiduría, la Conciencia, la Dicha, bien sea a través de nuestro cuerpo y de sus posibilidades, como en el Hatha Yoga; a través del estudio de las fuentes como en el Jñana Yoga; ya sea a través de la devoción como en el Bhakti Yoga; ya sea a través de la Meditación, como en el Raja Yoga; o ya sea a través de la acción desinteresada, como en el Karma Yoga.

De la idiosincrasia de cada persona va a depender la senda que vayamos a elegir para nuestra práctica personalizada, pero es deber de quien transmite los conocimientos ofrecer las distintas vías de las que disponemos para poder crear una práctica y un cultivo personalizados.

Sin embargo, el vasto sistema que es el Yoga nos hace necesario elegir una vía principal que sirva de base y sustento a la práctica. En este caso, el Hatha Yoga y el Raja Yoga serán las sendas a través de las cuales sustentamos todas las enseñanzas.

El Hatha Yoga es conocido como el Yoga de la Fuerza, o el Yoga de las Energías. A través de las técnicas conseguimos reencontrar el equilibrio entre cuerpo y mente. Las asanas, las karanas (secuencias de asanas), las vinyasas (asanas y respiración), el dristhi (punto de concentración) y los ejercicios de pranayama (control de la energía a través de la respiraicón) nos ayudarán a conseguir dicha armonía y a profundizar en nosotros.

Al hablar de Yoga Terapéutico, nos estamos refiriendo a todas las prácticas de las técnicas de Yoga que implican una atención especial a nuestro organismo, a nuestra salud y a nuestro bienestar. El Yoga Terapéutico se refiere de manera tácita a aquellas prácticas que van encaminadas a recuperar la salud que, debido a distintas circunstancias y/o enfermedades, puede verse afectada.
Pero también nos referimos con Yoga Terapéutico a otros enfoques circunstanciales, como puede ser el de la maternidad. Es por ello que incluyo dentro del Yoga Terapéutico, el Yoga Prenatal, ya que el embarazo, el parto y el postparto pueden dar lugar a que necesitemos una atención especial tanto en el aspecto físico, mental y emocional.

El Yoga Mental es el complemento del Hatha Yoga, o el Yoga Físico. Hemos pasado de conocer nuestra realidad y de transformarla desde una posición activa, en la que conscientemente tomábamos decisiones para mejorar nuestras relaciones sociales y nuestra concepción de nosotros mismos a través del Yama y el Niyama, cultivábamos el equilibrio y la armonía en nuestro cuerpo-mente a través de la práctica de asana y aquietábamos la mente y distribuíamos las energías a través de la práctica de Pranayama; a mantener la acción en un segundo plano, para dejarnos hacer, para permitir que emerjan de nosotros todos aquellos aspectos que se encuentran en las aguas subterráneas del ser y que sean ellos los que nos dirijan, nos enseñen, y nos guíen en el autoconocimiento.