Hatha yoga

Energía y equilibrio

Me hace muy feliz presentaros como fuente de inspiración esta gran Epopeya de la India que cuenta cómo Rama, el futuro rey de Ayodhya y muy querido por todos, vio su destino truncado por una antigua promesa que su padre tuvo que cumplir llevándolo al exilio y cómo, en éste, secuestraron a su esposa Sita y tuvo que ir a rescatarla.

La Ramayana es uno de los textos más importantes y más cantados a lo largo de los siglos en la India y más allá, encontrándose versiones en muchísimos otros lugares de cultura orientalizada. Este gran poema heróico nos relata las aventuras de Rama y de Sita, como un delicioso entretenimiento de historias conjugadas, universales del ser humano, nos enseña el poder de los dioses y de su presencia en la vida de los personajes, pero, sobre todo -y es lo que nos lleva aquí- la Ramayana es un canto a la búsqueda de nuestra luz interior.

Rama representa la búsqueda de nuestra luz interior, que se halla representada en su esposa Sita, quien siempre lo acompaña.

Es este un viaje cargado de peligros, aventuras, amores, desamores, pasiones humanas, presencias divinas; un viaje de aceptación, de lucha, de coraje… para encontrar la luz de nuestra vida.

Hacía tiempo que quería crear un curso como este, de esta envergadura, pues hablar de la Ramayana, con un significado tan profundo, requiere asentar bien la simiente, buscar inspiraciones, comprender de qué manera podía ser transmitidas las palabras, las ideas y los conceptos. Pero en la vida, si observas bien, es muy curiosa porque siempre pone a tu disposición todas las herramientas que te ayudan a forjar lo que has deseado con ímpetu.

En este caso, la cohesión de todas las ideas vino a través de unos días de práctica de Yoga con Susana García Blanco, profesora de Anusara Yoga. Durante el pequeño seminario que tuvo lugar en Chiclana, al que acudí interesada no solo por la práctica de este innovador Yoga, sino por su propia inspiración precisamente en la Ramayana, comenzaron a florecer los muchos capullos de flores que ya habían nacido de esa idea de emplear el poema de la India como sustento a nuestra práctica, como inspiraciones… y ahí comenzaron a eclosionar.

Hay muchas formas de leer e interpretar un libro, una historia o un poema. Tantas como personas leen esas mismas palabras. Puede que un pasaje no signifique nada para ti, pero, al siguiente, de repente veas algo reflejado de ti en él.

La Ramayana; cada espacio, cada personaje, cada acontecimiento nos habla de un aspecto conocido o desconocido de nosotros mismos. Acceder su historia es como si abriéramos nuestra propia existencia con todo lo que ello significa. Ver nuestra realidad de una manera completa y profunda. La Ramâyana nos muestra quiénes somos, cuál es nuestra búsqueda y cuál es nuestro destino. Cada uno de los personajes que en él aparecen son un aspecto de nosotros que debemos conocer: nuestras virtudes, nuestras sombras, lo que somos, lo que creemos que no somos, con lo que luchamos, lo que buscamos, lo que perdemos, dónde estamos, cuál es nuestra vida.